Follow by Email

viernes, 26 de agosto de 2011

Que vuelva la cordura

Deje que pasaran unos días para analizar algunas cosas referente al fenómeno Mourinho que llego a España hace un año e imaginaba algunas de las cosas que iban a pasar con el porque no es un técnico que pase desapercibido en la liga que lo acoge. Primero veamos lo obvio: Es un buen entrenador, sabe gestionar el grupo de jugadores haciéndoles creer en su discurso, plantea bien los partidos de acuerdo a las necesidades y explotando las virtudes de sus jugadores, es un técnico ganador sin duda pero....que hace de Mourinho un ser tan odiado y querido a la vez?. Mi teoría es la siguiente: Lucha casi a diario para proteger a su grupo de jugadores de cualquier entorno desfavorable, de la manera que sea y de quien sea, así ese elemento incomodo se encuentre dentro del club, eso el jugador lo percibe, así como el aficionado, por otro lado están sus rivales y la prensa que siempre cuestionaran condicionados por su posición de adversarios, hablo de la prensa catalana. Ahora, que este bien siempre, no. No porque los acontecimientos sobretodo el del ultimo clásico nos hace ver al Mourinho mas desmedido, mas provocador y lo peor del asunto es que la gente del Madrid esta aprobando dichos actos. Se lanzo en contra del Barcelona acusándolos de tramposos y que los árbitros siempre los favorecen, eso ocurre siempre? No. Se han dado fallos puntuales en los que los árbitros cometieron errores de interpretación, pero para satanizarlos como dice el técnico portugues? No. El argumento del hincha madridista es el de: "por fin un entrenador que planta cara y dice la verdad sobre el Barcelona". Yo digo, si antes el Real Madrid no necesito de estas artes para estar por encima del Barcelona, porque ahora? Si es de todos sabido que al equipo de Guardiola en un torneo regular va a ganar, no se engañen. El Real Madrid necesita de estos discursos de víctima permanente? No. A mi me gusta ese Madrid señorial, sabiendo ganar y perder, por el cual uno puede verse identificado con sus valores y principios, ahora todo es quejarse, mas aun cuando enfrenta al Barça, para muestra, nadie habla del gran partido que jugo ese día, solo se habla del dedo de Mourinho sobre Vilanova. No hay título en el mundo que merezca o justifique lo que está pasando. Ninguno. Cual es el limite ahora? O mejor dicho, cual es el limite del presidente del Real Madrid? Le podría llamar la atención sin temor a resquebrajar las relaciones con su mano derecha?. Porque eso es no? Despues de Florentino no hay nadie con mas poder en Chamartin. O me van a decir que todos en el directorio y socios incluidos están contentos con el comportamiento de su entrenador. Personalmente creo en el fútbol como un camino a la union, siempre, por eso me indignan este tipo de acciones y reacciones después de cada clásico. Sin mencionar claro las deterioradas relaciones de los jugadores de la selección, es normal, porque esto ha llegado a la confrontación personal. Espero me equivoque y el año transcurra con una liga en la que se hable de fútbol, solo de eso, pero lo que veo ahora es un circo, cada conferencia de prensa los periodistas esperan un titular de Mou, solo para vender, lo demás que importa claro, mi percepción me dice que esta por venirse una de proporciones, no se, son como los tambores de guerra. Solucion, que no hable, que hable Karanka, sin contagiarse del discurso con rasgos de incitar siempre el enfado de otros, que entrene y arme un equipo que es lo que parece esta consiguiendo, hasta yo hoy me hubiese gustado hablar de ese Real Madrid que poco a poco esta amoldándose a un tipo de fútbol mas vertical, pero no. Espero que sea la ultima vez que tenga que escribir sobre estas cosas en el blog porque me prometí hablar de fútbol, que todos nos enfadamos cada vez que perdemos, si, pero hecho de menos por ejemplo al discurso tolerante de Pellegrini. Porque quiero que esto acabe, volver a reconocerme en este club, que vuelva la cordura, la necesaria autocrítica, que termine el secuestro, que regresen las buenas maneras, que se sepa ganar y perder, que pare el descrédito de la institución, que vuelva a ser un club respetado no sólo en las finanzas. Todo eso quiero y de todo eso nos vamos alejando pasito a pasito. Afortunadamente esta época oscura pasará. El Madrid ni empezó el día que llegó Mourinho ni terminará cuando se vaya, que espero sea más pronto que tarde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario